Tendencias de las Tecnologías de la Información en 2018

Publicada en Publicada en TENDENCIAS Y OPORTUNIDADES
Comparte a través de: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones van a experimentar otro avance exponencial en 2018, provocado por la disrupción y la globalidad que las caracteriza. El perfeccionamiento y los usos de las tecnologías en sectores de todo el arco de la actividad económica, así como su difusión global gracias a Internet, hacen que esta expansión se incremente en otro orden de magnitud.

Cuando las tecnologías maduras se usan de manera efectiva en las industrias, como puede ser el caso del blockchain en el sector eléctrico, ocurren avances significativos. Esta tecnología ofrece una alternativa sólida a los actuales mecanismos centralizados de transacción y mantenimiento de registros. Tiene muchas aplicaciones potenciales, incluyendo AA. PP., salud, industria 4.0, distribución de contenidos, control de contratos, verificación de identidad y cadena de suministro.

La Impresión 3D sigue ganando enteros en su evolución gracias a que los materiales que emplea son mucho más sofisticados que los hilos de plástico con los que comenzó su andadura, permitiendo que se puedan fabricar piezas de materiales más duros y resistentes, y de forma remota. El uso para el mantenimiento de máquinas y sistemas complejos es ya posible y el empleo en sectores como la salud no deja de crecer.

Todos somos conscientes de que los ataques informáticos a grandes empresas y gobiernos se producen continuamente. Especial cuidado se tiene que tener con los que se realizan contra las infraestructuras críticas, que son vitales para nuestra economía y seguridad física. La ciberseguridad se consolida como un pilar fundamental del desarrollo de nuestra sociedad. En España, se acaba de aprobar un documento político-estratégico de referencia en materia de Seguridad Nacional, un plan a largo plazo que permite que sigamos a la vanguardia y nos prepara para hacer frente a las nuevas amenazas y desafíos.

La Inteligencia Artificial, ya presente en nuestros teléfonos móviles, a través de servicios como Siri, sigue su marcha inexorable para la toma de decisiones complejas. La cantidad de información necesaria para tomar decisiones correctas, como en el sector de la salud, hacen de la IA una herramienta totalmente necesaria. El despliegue de plataformas de IA no es un fenómeno solo de grandes marcas como Apple, IBM o Amazon, sino también de pequeñas empresas tecnológicas que han desarrollado sus propios motores de inteligencia y que los usan a diario en muchos de sus procesos y de sus clientes. La Computación Cognitiva es una tendencia que usa la IA para lograr procesos mucho más inteligentes.

La extensión de los conceptos smart empleados con bastante notoriedad y éxito en nuestras grandes ciudades se extenderán en 2018 a los territorios rurales con la consiguiente necesidad de adaptación. En territorios extensos y despoblados, se requieren nuevos estándares de comunicaciones y de sensorización. En la gama de alto ancho de banda, se sitúan las Redes 5G, que proporcionarán velocidades mayores y coberturas extensas; en la gama de bajo ancho de banda y para permitir la sensorización que nos da ya el IoT, están ya en pleno crecimiento las redes de Sigfox o Lora. Continuarán los despliegues de redes wifi WIMAX, potenciado por los programas de la Unión Europea como WIFI4EU, que se espera que se convoque a principios de 2018.

Con la regulación que se está felizmente desarrollando, el uso de drones se extenderá a muchos otros sectores de la economía, pudiendo entrar en los entornos urbanos donde la logística es una de sus aplicaciones más prometedoras.

El mercado de la Realidad Virtual (RV) y la Realidad Aumentada (RA) está despegando gracias a las plataformas de desarrollo que empresas líderes como Samsung están proponiendo sobre su hardware. Las áreas en las que se pueden emplear van mucho más allá de los videojuegos o del Turismo Inteligente, por lo que esperamos que, en 2018, muchos otros sectores se interesen por su aplicación. Emergen otros conceptos mucho más inmersivos como es la Realidad Mezclada, que fusiona y amplía las técnicas de la RA y de la RV, como una experiencia que se adapta mejor a la forma en que las personas vemos e interactuamos con el mundo que nos rodea.

Una tendencia nacida en los entornos industriales se está difundiendo con fuerza en el resto de sectores. Se trata del Edge Computing, en el que el procesamiento de los eventos se realiza en los puntos de toma de información y de actuación, permitiendo descargar los sistemas centrales y las redes de comunicaciones, en definitiva, a la nube. Es especialmente útil cuando la topología del sistema está muy distribuida con dificultades de ancho de banda y escasas fuentes energéticas.

La gestión de eventos, que se han desarrollado en el terreno de la Smart Mobility, se va a extender a cualquier cosa que se pueda observar digitalmente, como cambios de estado de una transacción financiera o una compra. El uso conjunto de varias tecnologías de manera coordinada como IoT, Cloud Computing, blockchain, el Open Data, el Big Data y la Computación Cognitiva aumentará la capacidad de análisis y de toma de decisiones mucho más acertada y adecuada. Este tipo de “cocktails tecnológicos” están llamados a eliminar las plataformas transversales para poder sacar el mayor partido a las bases de datos desestructuradas y a la ingente cantidad de información que Internet tiene y que genera continuadamente.

Adolfo Borrero Villalón.

Artículo publicado en la edición de enero de la revista Agenda de la Empresa.

Comparte a través de: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *