de ciudades inteligentes a territorios inteligentes

De las Ciudades Inteligentes a los Territorios Inteligentes (I)

Publicada en Publicada en TENDENCIAS Y OPORTUNIDADES
Comparte a través de: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Las zonas más despobladas de nuestro país son zonas rurales en las que el peligro de extinción de muchos pueblos es una realidad. Las oportunidades que ofrecen las grandes ciudades para un desarrollo económico y cultural mejor, así como los servicios centralizados, mucho más eficientes y con los mejores profesionales, hacen que las urbes sean todavía un imán para la población rural.

En cuanto a la dotación de tecnología ocurre algo similar, dado que las administraciones y las empresas, muy en especial las operadoras de telecomunicaciones, han realizado su inversión donde mayor concentración de personas hay, en las ciudades. Se constituye por tanto en otro factor de despoblación rural que influye de manera notable.

La conectividad, basamento del desarrollo de aplicaciones smart, presente en los grandes núcleos y casi inexistente en las zonas rurales despobladas, ha generado una brecha digital creciente, mientras las inversiones en redes siguen fluyendo hacia las ciudades.

La baja rentabilidad del despliegue de redes en entornos rurales hace que las operadoras no tomen interés para realizar sus inversiones que responden a puro criterio de ROI. Por tanto, es necesaria la intervención de la administración y del sector privado que impulsa la economía colaborativa, para cubrir las áreas despobladas y proporcionar unos mínimos de conectividad que posibiliten que las aplicaciones smart sean también accesibles a la población rural; sin duda, estas acciones tendrían un efecto opuesto al fenómeno de la despoblación.

La SESIAD, junto con los actores fundamentales del ecosistema de las Smart Cities, FEMP, RECI y AMETIC, están colaborando para atajar este problema y tratar de invertir en flujo poblacional con los recursos que la tecnología pone a nuestra disposición.

drone-1816506_1920

Territorios Rurales Inteligentes: Smart Rural

Los Territorios Inteligentes nacen de la necesidad de vertebrar tecnológicamente áreas de población compuestas por municipios, habitualmente menores de 20.000 habitantes, que se identifican por disponer de características comunes o por tener una problemática parecida por la situación en la que se encuentran. Los dos casos más notables de proyectos de Territorios Inteligentes en España lo protagonizan las islas y las franjas costeras turísticas. Así, surgen programas como los de Islas Inteligentes que emanan de proyectos de colaboración pública-privada.

Destaca el caso de la isla de La Palma que, con el proyecto Antares, concienció a la administración central de la necesidad y de la oportunidad que suponía el desarrollo de soluciones tecnológicas especificas para el problema de la insularidad. Este esfuerzo fue reconocido en el reciente congreso internacional “Smart Islands Expo” celebrado en Calviá (Mallorca), y fue merecedor del primer premio como mejor proyecto de Isla Inteligente mundial. En este encuentro coincidieron proyectos de islas de todo el planeta, lo que lo sitúa como un referente en su categoría en el escenario internacional, colocando a Baleares en el frente de esta actividad.

En cuanto a la territorial que suponen las zonas costeras, destaca el proyecto Smart Costa del Sol coordinado por la Diputación de Málaga y seleccionado por Red.es como uno de los más relevantes de su naturaleza, en el que se concita el esfuerzo de colaboración de 15 municipios de la Costa del Sol que comparten la franja costera con intereses comunes que van desde la movilidad, las comunicaciones, la seguridad, los servicios turísticos y el medioambiente.

Ambos proyectos han definido de forma muy clara el nuevo concepto de Territorio Inteligente que se está consolidando y ya está generando soluciones específicas por parte de la Industria Smart, en la que España mantiene un claro liderazgo internacional.

La naturaleza rural de los pequeños municipios españoles, que ocurre en otros muchos países, crea las condiciones para la aparición del concepto Smart Rural como una particularidad de los Territorios Inteligentes, permitiendo definir y programar actuaciones para las pequeñas poblaciones rurales.

Tres son las componentes smart que se están poniendo en juego para el desarrollo de los proyectos Smart Rural derivado de las características que los unen:

1. Conectividad: el escaso o nulo despliegue de redes digitales.

2. Smart Agro: soluciones smart para la agricultura, ganadería e industria agroalimentaria.

3. Destinos Turísticos Rurales Inteligentes: para fomentar el turismo en las zonas rurales.

 

Autor: Adolfo Borrero. Fragmento de un artículo publicado en la edición de octubre de la revista Agenda de la Empresa

Comparte a través de: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *