Blockchain y Objetivos de Desarrollo Sostenible

Blockchain y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Publicada en Publicada en TENDENCIAS Y OPORTUNIDADES
Comparte a través de: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Nacida como una tecnología en contra de los lobbies convencionales, con el objetivo de crear un actor confiable y desintermediador, su caso de uso más exitoso es la implantación de criptomonedas como Bitcoin. Los atributos que hacen de la Cadena de Bloques una herramienta muy apropiada para el desarrollo sostenible, son la transparencia y su trazabilidad infranqueable. Por tanto, la Internet del Valor es un contribuyente nato a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de Naciones Unidas, a lo que se añade su poder descentralizador y democratizador.

En la actualidad, más del 99% de las transacciones de criptomonedas se realiza a través de sistemas centralizados. Pero la Cadena de Bloques va mucho más allá de las criptomonedas, y los casos de uso se multiplican en los sectores más diversos e insospechados. Comprender la diferencia entre sistemas centralizados, descentralizados y distribuidos es básico para conocer la estructura de los servicios que puede prestar la Blockchain.

Cómo este algoritmo, de bases de datos distribuidas, puede conducir a una transformación tan radical de una sociedad moderna, es algo que solo percibimos por intuición; muchos piensan, y me incluyo en ellos, que después de la aparición de la WWW en 1990 sobre protocolos TCP/IP, ésta sea la revolución más importante que vamos a vivir en un futuro inmediato.

Barreras para el desarrollo Blockchain

¿Pero realmente es posible eliminar los lobbies establecidos como pretenden muchos de los inspiradores de Blockchain? La respuesta nos la da la historia reciente: cuando aparecen nuevas tecnologías disruptivas, que simplifican procesos y proveen nuevos servicios, se produce una desaparición de aquellos que no se adaptan a su estructura, y que básicamente son los que no crean valor sobre la nueva tecnología emergente. Así Blockchain, como una tecnología habilitadora disruptiva, irá eliminando a los agentes intermediarios que no aporten valor al proceso de la actividad que haga uso de esta tecnología.

Uno de los mitos más habituales es que el empleo de Blockchain propiciará la desaparición de notarías y registros de la propiedad. La paradoja es que son los propios notarios y registradores los que se están reinventando y aportando valor al uso de Blockchain, creando escenarios híbridos en los que lo virtual y lo físico, tendiendo lazos y creando puntos de encuentro. Se están adaptando.

Así, muchas organizaciones como bancos, utilities, aseguradoras o grupos de comunicación, están invirtiendo millones de euros en Blockchain para no quedarse fuera de este movimiento; intuyen que esta tecnología los va a conducir a un cambio de paradigma, cuando la descentralización y la distribución avance, cuando la desintermediación híbrida sea una realidad.

En España disponemos de uno de los proyectos facilitadores más interesantes de la escena mundial: Alastria. Se trata de un consorcio compuesto por empresas de distintos sectores, que desarrollan una “autopista Blockchain” que permitirá el desarrollo de la tecnología en muchos sectores y para muchas empresas desarrolladoras de aplicaciones. Actualmente tiene más de 200 participantes que, además de empresas, concitan a universidades y al propio sector público. Es una prueba del interés de muchos sectores por Blockchain y demuestra que hay una tendencia a la adopción de la tecnología, más allá de la protección de sus negocios convencionales. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) está observando el desarrollo de Alastria con atención, para poder desarrollarlo en LATAM en proyectos de alto impacto social.

Naciones Unidas y Blockchain: Los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La propia UNICEF está propiciando el desarrollo de startups que desarrollen soluciones sobre Blockchain, lo que indica el interés de Naciones Unidas por esta tecnología. Así también, el Programa Mundial de Alimentos ha transferido 1,4 millones de dólares a través de la plataforma de criptomonedas Ethereum para financiar bonos de comida a 10.500 refugiados sirios, un ejemplo de su interés en Blockchain.

Otra apuesta de Naciones Unidas es la tecnología de contabilidad distribuida (DLT – Distributed Ledger Technology), cuyos beneficios parecen limitados solo por la imaginación, su apuesta para la aplicación de Blockchain. El cambio climático (ODS 13: Acción por el Clima) se configura como el objetivo clave de este programa para el desarrollo de innovaciones basadas en DLT. La ONU estima que esta medida puede conseguir entre otros los siguientes beneficios:

  • Fortalecimiento de la monitorización y la verificación de los impactos de las acciones que se emprendan.
  • Mejora de la transparencia, la trazabilidad y la relación coste-eficacia.
  • Generación de confianza entre los actores medioambientales.
  • Creación de mecanismos que incentiven la acción climática, en especial de forma accesible a los más pobres.
  • Movilización de las finanzas verdes.

Otro de los ejemplos más interesantes que se está produciendo en varios países de Latinoamerica es la puesta en marcha por el BID de diferentes iniciativas encaminadas a la lucha contra la pobreza (ODS 1: Fin de la Pobreza). Como ejemplo, destaca el Proyecto Vía 31 en Buenos Aires, contra la pobreza, que facilita el acceso a servicios básicos sin los sobrecostes de los menos favorecidos, al facilitarles una identidad digital con la que acceder a los mismos.

Otro caso es el de los Bonos de impacto social, mediante el pago por éxito en los programas de cooperación. Se trata de un mercado latente en fase de pilotaje en el que el uso de Blockchain permite la verificación de los resultados de las acciones de cooperación en tiempo real.

La trazabilidad de Blockchain permite garantizar que los productos que consumimos no se hayan producidos en circunstancias de explotación humana, como el caso del uso de menores o de salarios esclavizantes. Esto provoca un aumento del flujo de financiación para sectores desfavorecidos, al tener la garantía del comportamiento ético en toda la cadena productiva (ODS 8: Trabajo Decente y Crecimiento Económico y ODS 12: Producción y Consumo Responsables). El comercio justo es, por tanto, uno de los beneficiarios de este uso de Blockchain. Complementado con otras tecnologías habilitadoras como el IoT, permite integrar la sensórica, automatizando la recepción de datos sin intervención humana. Esto evitará en gran medida el fraude, aumentando los controles sobre los procesos y su trazabilidad.

Uno de los usos de Blockchain se debe a su carácter “Tokenizador”, es decir, su propiedad de representar cualquier activo físico, como puedan ser Kwh, litros de gasolina o dinero, dentro de un sistema de registro inalterable y totalmente trazable. Un ejemplo interesante es el programa que Suecia ha emprendido para evitar los malos hábitos alimentarios en la población infantil, de forma que pueden seguir que el uso de los fondos asignados se emplean realmente en este fin. (ODS 2: Hambre Cero).

Al ser programable y transparente, Blockchain permite que los procesos de elaboración y desarrollo de los presupuestos públicos puedan ser monitorizados en tiempo real, disponiendo de alarmas que se arman en el momento que detectan alguna desviación. Esto lo convierte en un mecanismo sólido en la lucha contra la prevaricación (ODS 16: Paz, Justicia e Instituciones Sólidas), atenuando la corrupción. En España, los gobiernos vasco, aragonés y catalán están embarcados en iniciativas para aumentar la transparencia de los procesos de compra publica de innovación (CPI), donde el ciudadano y los proveedores juegan un papel mucho más activo.

La Unión Europea está desarrollando, a su vez, un modelo único de agencia tributaria, que en el futuro eliminará gran parte de la economía sumergida, haciendo que tributen la mayoría de las actividades económicas.

El historial médico único como propiedad del ciudadano es otro de los derechos de cualquier persona. Bien desarrollado por compañías privadas, en caso de que la administración no lo haga, permitirá que dispongamos de este beneficio en breve espacio de tiempo (ODS 3: Salud y Bienestar).

Finalmente, traer a colación uno de los casos de uso más notables: el mercado energético (ODS 7: Energía Asequible y No Contaminante). Es posible facilitar la accesibilidad a la energía en lugares de difícil acceso, que no disponen de infraestructuras, creando microeconomías vecinales autosuficientes energéticamente que intercambian energía mediante Blockchain.

Son modelos descentralizados de gestión energética que funcionan por micro redes, en los que los agentes consumen energía generada en la zona o que han generado ellos mismos, es un reto muy ambicioso pero muy real.

La regulación jugará un importante papel en todo esto, pues se precisarán adaptaciones a este nuevo entorno para permitir vender o comprar electricidad de manera directa entre personas físicas, creando tokens para valorar los Kwh intercambiados.

Conclusiones

Como hemos visto, los ODS beneficiarios de Blockchain son muchos y se basan en los siguientes conceptos:

  • Nuevos modelos más sostenibles que eliminan la pobreza.
  • Eliminación de los agentes intermediarios.
  • Reducción de emisiones al incrementar la eficacia.
  • Contratos más transparentes que atenúan la corrupción.
  • La trazabilidad de los intercambios.
  • El poder de tokenizar un activo físico.

La Cadena de Bloques es mucho más que una tecnología, pues concita cuestiones de ética y altruismo, que requieren de nosotros un mayor grado de autoconocimiento, que permita ceder las parcelas de poder que hoy limitan su implantación generalizada. Todos tenemos mucho que ganar con Blockchain para crear una sociedad más justa y sostenible.

 

Autor: Adolfo Borrero. Artículo publicado íntegramente en el Especial sobre Blockchain en Agenda de la Empresa.

Comparte a través de: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *